Equipaje de mano: viaja ligero en Pareja de Viajeros

Equipaje de mano: Consejos para viajar ligero

¿Estás pagando en cada viaje el exceso de equipaje? ¿Te olvidas a menudo de artículos al dejar el hotel? ¿Tu equipaje pesa más de lo que puedes levantar y las escaleras son un suplicio? Sin duda estás sufriendo el síndrome del equipaje excesivo. ¿Quieres viajar sólo con tu equipaje de mano?

La buena noticia es que viajar ligero, sólo con tu equipaje de mano, no es tan difícil como crees. Basta con seguir los siguientes consejos la próxima vez que estés haciendo tu maleta.

¿Cómo viajar ligero con tu equipaje de mano?

 

El reto de viajar sólo con equipaje de mano o maleta de cabina

Viajar sólo con el equipaje de mano no es tan difícil como la gente piensa, especialmente si tienes una maleta de cabina de calidad y funcional. Asegúrate de que tiene bolsillos en el exterior y una red de malla en el interior para almacenamiento extra y para ayudarte a mantenerte organizado. Además, el uso de una buena funda o mochila de ordenador portátil con compartimentos propios también te permite organizar mejor el espacio y que todo esté en su lugar. Entre las dos piezas de equipaje debes tener suficiente espacio para, al menos, la ropa de una semana.

 

Pon en la cama todo lo que piensas que vas a necesitar, y a continuación…guarda en la maleta la mitad

La mayoría de la gente cuando hacemos la maleta tendemos a meter instintivamente nuestra ropa favorita, todos nuestros dispositivos electrónicos, los artículos de higiene que usamos cada día, y múltiples accesorios y complementos (gorras, paraguas….) para ir preparados cintura todo tipo de escenario que se pueda presentar.

Está bien para poner todo esto encima de la cama antes de hacer la maleta, echar un vistazo a todo y pensar si realmente necesitamos todo esto en el viaje. ¿Necesitamos tantos zapatos? ¿Y tantos abrigos, chaquetas y jerseys? ¿Realmente nos va a dar tiempo a ponernos todo? ¿No tenemos ropa que nos pueda servir para el día y la noche?  Respira profundamente y elige el 50% de lo que tienes encima de la cama. Seguro que no te dejas nada realmente imprescindible, y si así fuera, recuerda que allí donde vas seguro que también hay tiendas.

 

Condensa cuanto te sea posible

¿Hay algo que puede estar condensado o servir para un doble propósito? Por ejemplo, hay geles que también se pueden usar como champú. Venden recipientes de viaje, en pequeñas medidas, para que puedas llevar los líquidos que uses (como el líquido de lentillas, el acondicionador….). Puedes hacerte con artículos de baño en tamaño de viaje (cepillos de dientes, secador, maquinilla de afeitar…). ¿Necesitas un cargador para cada dispositivo? intenta reaprovechar los cargadores, en la actualidad casi todos los móviles, tablets, etc. pueden cargarse vía USB, sólo necesitarás el cable para aquellos que usen conector propio como el iPhone/iPad, o que usen miniUSB. Echalé un vistazo a esta práctica funda. ¿Necesitas zapatillas deportivas como calzado cómodo y otro calzado más elegante? ¿Y si intentas usar unas botas tipo senderismo de cuero de buen aspecto y te evitas un par de zapatos? Recuerda que nuestro objetivo es viajar sólo con el equipaje de mano. Prescinde de lo accesorio.

 

Llévate un neceser pequeño

Relacionado con lo anterior. Oblígate a condensar al máximo. Elegir un neceser pequeño para tu equipaje de mano puede ayudarte a elegir lo realmente necesario. Cuando escoges tamaños de neceser más grandes tendemos a intentar llenarlo hasta el máximo de su capacidad. Empieza por lo imprescindible, y luego guarda aquello que no lo es tanto.

 

Crea un patrón de colores para la ropa

En lugar de meter ropa al azar, sólo porque te gusta o porque es la última que has comprado, elige una combinación de colores que puedas combinar fácilmente. Si te guías por la novedad o por tus combinaciones favoritas seguro que tendrás que llevarte ropa simplemente para que combinen con ese pantalón o camisa. O los zapatos….si este tono no pega con estos pantalones…y otro pantalón a la maleta.

Hay que ser práctico. Piensa en el tipo de ropa que vas a necesitar, y busca los colores básicos que no te supongan problemas al combinarlos. Así podrás evitar meter ropa innecesaria.

 

Evita llevar cosas en el equipaje de mano para los «quizás»

Cuando piensas en cómo se va a desarrollar el viaje en tu cabeza te vienen un montón de situaciones «quizás», que no entran en tu itinerario o planificación, pero ¿y si pasan? ¿Y si me voy a la playa y viene una tormenta? ¿Y si voy de viaje urbano y de repente me apetece un paseo por la montaña? ¿Y si me voy a una cabaña rural y me sale una cena de gala?…Sé práctico, las situaciones «quizás» raramente se producen. Sigue tu planificación y mete en la maleta lo que necesitarás para esa planificación. Si surge alguna situación inesperada ya podrás hacerle frente en el destino.

 

Prioriza las prendas que sueles llevar en tu día a día

¿Qué te hace pensar que si llevas meses (o años) sin ponerte ese vestido, pantalón o camisa un viaje es el momento ideal para recuperarlo? Piénsatelo bien, seguramente no te lo pones porque no te queda tan bien como crees, es más incomodo de lo que recuerdas ahora, o mil motivos más. Escoge aquella ropa con la que te sientes colmo cada días para tu equipaje de mano, no experimentes.

 

Lleva en tu equipaje de mano prendas que puedas reutilizar

Por lo general, ponerte un par de pantalones o un vestido nuevo cada día no es necesario. Seguro que para muchos de los recorridos y visitas que vas a hacer puedes repetir ropa sin que pase nada. Y seguro que puedes combinarla bien y que parezca que llevas algo distinto si has tenido en cuenta un patrón de colores. Salvo en días o destinos muy calurosos, no suele ser un problema repetir camisas, sobre todo en invierno. Esto significa que si vas a un viaje de una semana no necesitas siete camisas para el día y siete camisas para la noche.

 

Aprende de tus errores

No hay nada como la experiencia. Revisa mentalmente viajes anteriores y piensa en qué te echaste de menos y qué no te hizo falt. Seguro que hay prendas y objetos que ni siquiera salieron de la maleta de tu equipaje de mano.

 

Puedes usar bolsas para comprimir ropa

Estas bolsas se usan habitualmente para guardar ropa de una temporada a otra y que ocupen el menor espacio posible. Se extrae el aire de las bolsas y su volumen se reduce. Puedes usar estas bolsas para ganar espacio en tu equipaje de mano y que la ropa que llevas, sobre todo en invierno, con acolchados, lana, etc. tenga su mínimo volumen.

 

Enrolla la ropa

Reconocemos que no lo hemos probado, pero es un consejo recurrente. Al enrollar la ropa ocupa mucho menos y se arruga también menos, además de que dejamos menos huecos libres en el equipaje de mano (la ropa apilada no suele ocupar todo el espacio, dejando muchos huecos).

 

Aprovecha inteligentemente los huecos del equipaje de mano

Estamos hablando no sólo de los huecos de la maleta, sino también de tus prendas y objetos. Por ejemplo, separa tus zapatos en bolsas individuales, y guárdalos en los laterales de tu maleta, en el hueco que de deja la ropa. Aprovecha y guarda los calcetines en su interior, ahorras algo de espacio y ayudarás a que conserven la forma.

 

No sin mis libros

Las esperas en los aeropuertos y estaciones, los ratos de relax durante la estancia, son momento ideales para deisfrutar de la lectura de esos libros que llevas tanto tiempo queriendo leer. ¿Pero realmente te va a dar tiempo para más de un libro? Elige un libro en edición de bolsillo, mucho más compacto y ligero. Elige un tamaño acorde con la duración del viaje (así evitarás tener que llevar varios libros). E incluso, opta por lectores electrónicos como el Kindle. Podrás llevar todos los libros que desees con el mismo tamaño y peso.

Incluso si lo que quieres es leer todos esos artículos interesantes de revistas atrasadas, fotocópialos, escanéalos, o busca su versión digital. Evita llenar tu equipaje de mano con revistas completas para leer un par de páginas.

 

No sin mis guías de viaje

Podemos aplicarte el mismo consejo que con los libros, no te lleves todas tus guías de viaje. ¿Realmente vas a planificar tu viaje cuando ya has llegado? Planifica por anticipado qué quieres ver, dónde quieres ir, y en qué días vas a hacerlo. Esto no quiere decir que o dejemos lugar a la improvisación, pero evita que llegue el último día de tu estancia con la sensación de que no has visto algo que deseabas ver. Fotocopia o escanea aquello que necesites en destino, o apuesta por guías electrónicas. Así evitarás llenar tu equipaje de mano con voluminosas guías que vas a utilizar en contadas ocasiones.

 

Aprovecha la ropa que llevas puesta

¿Estás cerrando la maleta y ves que pesa demasiado o que no cabe todo lo que te quieres llevar? si a pesar de nuestros consejos no logras que te quepa todo en tu equipaje de mano, ponte encima lo más voluminoso (ese jersey o abrigo que te quieres llevar), y mete en los bolsillos (mejor si llevas chaqueta o abrigo) los objetos pequeños más pesados (la cámara, el cargador….). Recuerda que pueden hacerte vaciar los bolsillos en el control, pero esto es independiente de las normas de la compañía aérea en cuanto al equipaje de mano.

 

No te pierdas nuestra entrada sobre las medidas equipaje de mano

Y el consejo más importante, asegúrate bien de cuantos bultos, de qué dimensiones y peso puedes viajar como equipaje de mano. Aunque te parezca mentira, hoy en día no existe un tamaño ni un peso estándar para el equipaje de mano aceptado por todas las compañías aéreas, cada compañía establece sus propias medidas máximas en el equipaje de mano permitido en el avión, y estas medidas de equipaje de mano pueden variar mucho, especialmente entre las compañías de bajo coste.

 

No dejes de visitar nuestra selección de maletas, encontrarás maletas de cabina ideales para tus viajes, y si viajas con niños, encuentra la maleta infantil ideal para ellos.

 

© 2016 Parejadeviajeros.com. Derechos de autor no aplica al contenido de terceros.
Participamos en el Programa de Afiliados de Amazon EU, un programa de publicidad para afiliados diseñado para ofrecer a sitios web un modo de obtener comisiones por publicidad, publicitando e incluyendo enlaces a Amazon.es.
Ventedecompras utiliza un sistema automatizado de monitorización de los precios de Amazon. Estos precios son proporcionados por Amazon y en ocasiones pueden contener errores. Estos errores temporales pueden ser fruto de un fallo en la información o bien debido a un cambio de precio erróneo por parte del vendedor. Ventedecompras no vende ningún producto, por tanto, no se hace responsable de los precios ni de que puedas adquirir los productos a esos precios.